>

"Queremos mantener el control de nuestros recursos, en este caso el agua"

Iratxe Arriola, presidenta del Consorcio de Aguas de Busturialdea

"El agua no es un negocio y no vamos a permitir que nadie lo vea como tal"
«La subida de las tasas penaliza los grandes consumos de agua»


Desde que el 18 de octubre de 2011, Iratxe Arriola asumiera la presidencia del Consorcio de Aguas de Busturialdea, la también concejala de Bildu en Ea se ha enfrentado a un arduo trabajo con el fin de conocer los entresijos de una mancomunidad en sus horas más bajas tras la gestión del PNV.
La apuesta de Iratxe Arriola y por extensión de Bildu al frente del Consorcio de Aguas de Busturialdea es hacer una gestión responsable y ofrecer un buen servicio a los 15 municipios que lo integran. Dice ser «realista» y confiesa que su labor va a ser difícil, especialmente si los anteriores gestores, de quienes heredó una entidad sin rumbo, no colaboran; de ahí su llamada a la colaboración al PNV.

-¿Qué va a suponer para el usuario el incremento de las tarifas?
La subida de las tasas penaliza los grandes consumos. La cuota fija que pagarán los abonados será de 5,61 euros por trimestre, la misma que la del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia (CABB), independiente del consumo. La subida es de solo 91 céntimos al trimestre y hay que recordar que la tarifa fija era de 13'43 euros hasta 2010, a todas luces abusiva. A partir de ahí, el precio final a pagar dependerá del consumo. Tenemos que ir tomando conciencia de que el agua es un recurso limitado que no se puede despilfarrar. Además con la tarificación en vigor no se cubrían los costes del servicio, éramos deficitarios. Curioso es que la crítica venga del PNV, cuando en los consistorios donde gobiernan han aumentado las tasas mucho más.

-Les van a achacar que se suman a la subida generalizada de tasas e impuestos.
Estamos sumidos en una crisis sistémica y muchas familias están pasando por situaciones económicas difíciles; por supuesto que no es una medida popular pero, a pesar de que los bolsillos lo noten, no afectará demasiado a más del 60% de la población, que es la que está por debajo de los 18 metros cúbicos de consumo, ni al otro casi 30% que está por debajo de 38 m3. El criterio ha sido penalizar los consumos derrochadores, mantener una tasa fija baja para todos y premiar a aquellos que consumen lo que se considera racional a nivel europeo que, a la vista de los datos de consumo en Busturialdea, se corresponden con la realidad comarcal.
Además se incluyen bonificaciones para las familias numerosas y para los agricultores, a los que además rebajamos considerablemente las tasas.

-¿Cuál es la razón de tal medida?

Las captaciones de agua, la potabilización y el suministro hasta nuestros hogares tiene un costo, y eso hay que pagarlo; hay que cubrir el costo del servicio. Por lo menos hasta la fecha, la morosidad ha venido de gente que se encuentra en situaciones económicas holgadas, pero ha decidido no pagar el agua, porque eso no le conllevaba ningún agravio. La cuantía de la morosidad asciende a 500.000 euros; eso es inaceptable. Hay mucha gente que hace fraude, tomas ilegales y eso, junto con las fugas, contribuye a que no facturemos el 38% del agua que suministramos.
No se ha gestionado bien ni económicamente ni la prestación del servicio, no tenemos herramientas para ir contra aquellos que no pagaban las facturas, no se ha realizado ningún plan para reducir las tomas ilegales ni las fugas, ni siquiera ha habido un planteamiento para sustituir los contadores, entre los que una parte importante marcan cero de consumo.

-Hay quien dice que se penaliza a los vecinos frente a los que tienen su segunda residencia.
De cara al año que viene pensamos penalizarlos porque, aunque es gente que no suele tener mucho consumo y suele ser estacional, sin embargo el mantener toda la infraestructura tiene un coste que no pagan ni de lejos. Esperemos que con la colaboración de los ayuntamientos que integran el Consorcio, el año que viene sabremos cuáles son las viviendas desocupadas y las segundas residencias, y les aplicaremos un gravamen.

-Hay quien reclama que con unas tarifas similares a las del CABB igual es más conveniente integrarse en esa mancomunidad, ¿qué opinión le merece?
Es curioso que se diga esto desde el PNV, un partido que ha gestionado de la manera que lo ha hecho el Consorcio durante estos últimos años y no ha hecho nada de lo que denuncia ahora. Esta nueva presidenta lleva 6 meses en el cargo, y hemos logrado poner orden, aclarar las cuentas, hacer un informe económico serio, ir adecuando las tarifas a la normativa europea sin penalizar a los ciudadanos que consumen racionalmente e igualar las tarifas al CABB, lograr el compromiso de incorporación de Bermeo y planificar los pasos a dar en los próximos meses, todo en medio año.
Nuestra voluntad ha sido y sigue siendo apostar por este ente comarcal para la gestión del ciclo integral del agua, mientras que la de otros ha sido no gestionar e ir dejando morir al Consorcio para integrarlo en el de Bilbao Bizkaia. Y ahí están los datos que corroboran esta afirmación. No obstante, nuestro deseo es que cambien de actitud y se presten a cogestionar el Consorcio. Las puertas están abiertas para todas aquellas personas que deseen colaborar; eso sí, hay que tener claro qué es cogestionar, ya que eso va mucho más allá de conseguir información para dar leña con afirmaciones demagógicas en prensa, confundiendo a la ciudadanía.

-Tras la auditoría de Attest, ¿cómo se vislumbra el futuro?
Demuestra que el Consorcio de Aguas de Busturialdea es viable, si no se mete en obras faraónicas, tal y como hizo al asumir las expropiaciones y direcciones de obra del PAT de saneamiento (3 millones de euros), y hace una gestión económica racional, sin despilfarros, al igual que se hacía en época de bonanza al comprar un local en Gernika por 750.000 euros, local que dicho sea de paso está vacío. O que los presupuestos hayan estado mal hechos durante todos estos últimos años, por cierto aprobados todos con el voto afirmativo de la Diputación, o que tengamos más de 350.000 euros en facturas sin pagar.

-¿Cuáles son los próximos retos?
Somos capaces de gestionar tanto la red primaria como secundaria, así que es lo vamos a hacer. El agua está en Busturialdea y se gestionará desde y para Busturialdea. Se nos quiere imponer, por parte de Diputación y el PNV que cedamos la red primaria al Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y nos quedemos con la secundaria. No estamos dispuestos. Queremos mantener el control de nuestros recursos, en este caso el agua, y la única manera de hacerlo es no traspasándolo.
Somos conscientes de que la gestión de la red secundaria es la que más gastos ocasiona: el mantenimiento de la red, los arreglos etc. Por tanto, cuando se nos plantean este tipo de cuestiones no se trata de que el hermano mayor venga a echar un cable al pequeño, sino más bien lo contrario. El agua no es un negocio y no vamos a permitir que nadie lo vea como tal.

Fuente: Gara

 

Baserri Bizia 40


Baserri Biziaren albisteak jaso nahi badituzu zure helbide elektronikoan, bidali hurrengo datuak

Bannerra

Lo más leido

BIDEOA

Twitter icon

@baserribizia

Loading..