>

Plan Cerro Negro: freno al transporte minero en Tinogasta

Diálogo con Pablo J. Romero (39), miembro de la Asamblea de Ciudadanos en Defensa de la Vida y el Agua (Argentina)

Pobladores dan a conocer plan para establecer un campamento en la localidad catamarqueña de Cerro Negro y frenar todo el transporte minero que ingresa al municipio de Tinogasta (provincia argentina de Catamarca) desde el sur. El Plan Cerro Negro habría sido evaluado durante más de un mes y se llevaría adelante los primeros días del mes de julio con el apoyo de ambientalistas de todo el país.
El 24 de abril se conoce un plan para establecer un campamento en la localidad catamarqueña de Cerro Negro —en una encrucijada donde se empalman la rutas nacionales RN 40 y RN 60— y frenar todo el transporte minero que ingresa al municipio de Tinogasta desde el sur. El Plan Cerro Negro habría sido evaluado durante más de un mes y se llevaría adelante los primeros días del mes de julio con el apoyo de ambientalistas de todo el país.

-¿Confirmás la existencia de “Cerro Negro”? ¿Qué detalles de su preparación pueden informarse?

Lo estuvo planeando la UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas) en la última reunión, en Mendoza. Ahí declararon nacional al corte de Tinogasta (véase Declaran de carácter nacional al bloqueo de Tinogasta). Nosotros tuvimos que armar un plan estratégico de cómo nos vamos a manejar; el corte está pensado para el receso invernal de julio, por lo menos por un mes. Como ahí confluyen todos los camiones que vienen de la zona sur hacia Alumbrera, es un cuello de botella. Estamos tratando de que corten en la misma época el acceso norte, por Amaicha del Valle (Tucumán), para que sea más efectivo y no puedan dar la vuelta por el otro lado. Cerro Negro es el punto estratégico para hacer el corte. Muchas asambleas del país están confirmando que van a acudir.

-Una nota firmada por el Movimiento de Resistencia Andino (MRA) y reproducida en el sitio de prensa de la asamblea sostiene que no negociar ni ceder es la única alternativa que queda para mantener la medida. ¿Adoptar esa posición no estancará el conflicto al punto de iniciar su degradación? ¿Comparte la asamblea esa misma postura?
Nuestra idea principal es que se vaya Alumbrera, que ya está a punto de iniciar el cierre de mina, y que no se inicie Agua Rica. Con la única persona que nosotros queremos conversar es con la gobernadora. Ella mandó muchos intermediarios para conversar, pero no aceptamos. Inclusive vino el vicegobernador, con quien no queríamos hablar. Le dijimos exactamente lo que pretendíamos: que se levanten todos los proyectos de Tinogasta, que son cinco en etapa de exploración, en la Cordillera, y que no se inicie Agua Rica. Ella hace oídos sordos a nuestro petitorio y por eso iniciamos el bloqueo, apoyando, en principio, al corte de Belén, porque ya estaba decidido en asambleas regionales anteriores que determinados días íbamos a hacer cortes. Aparentemente, el de Tinogasta fue el más efectivo de todos, y hoy es el único que se mantiene, además del de Famatina (véase Filtración de documentos pone en alerta a las asambleas riojanas).

-“Cerro Negro” plantea el desabastecimiento del complejo minero de Bajo de la Alumbrera. La empresa estima que por cada empleo directo que genera el emprendimiento en el Área Primaria de Impacto (API) —trece municipios del oeste de la provincia entre los que se encuentran Andalgalá, Belén y Santa María—, se crean 2,5 puestos de trabajo indirectos. En el enfrentamiento que mantienen con la compañía, ¿cómo manejan la situación de los operarios que trabajan en el yacimiento?

Soy de Andalgalá y estoy viviendo en Tinogasta; tengo una familia grande y nadie, en forma directa o indirecta, tiene trabajo de las mineras. Me parece que ellos están tirando números; por supuesto, son todas mentiras. Dijeron que tenían como trescientos puestos de trabajo para la gente de la zona y ni siquiera llegan a los cien. Desde todo punto de vista no nos conviene que las mineras continúen acá: no dejan nada. Andalgalá esta empobrecida, Belén y Tinogasta están empobrecidas. Es como que el Estado nos empobrece a propósito para que uno diga que la única alternativa de desarrollo que tenemos es la minería. Antes vivíamos de la agricultura; en Tinogasta, de la vid, de las pasas de uva; en Andalgalá teníamos membrillo, nueces. Hoy por hoy, es muy poca la producción.

-El día 26, a través de un comunicado informaron que al menos medio centenar de militantes fueron citados a declarar por la Justicia. ¿Qué hechos se les atribuyen?

Somos 51 los asambleístas que fuimos citados. Ya concurrieron diez personas; a mí me toca ir el miércoles. A ellos los imputan por entorpecer el tránsito terrestre y por desobediencia a una orden judicial: dejar pasar a los camiones. Como estrategia de los abogados y organizaciones de derechos humanos de Buenos Aires nos vamos a abstener de declarar. Todos lo estamos haciendo de esa manera. A pesar de ello, nos pintan los dedos; nos parece mal.

-Junto a otros tres compañeros protagonizaste un incidente con efectivos policiales a primera hora de la mañana del día 27, cuando tres camiones escoltados y sin carga lograron burlar el bloqueo de la RN 60 que iniciaron hace tres meses.

Los camiones tienen un horario específico para transitar por la ruta: de 06:00 a 20:00, para evitar accidentes. Nos habían dicho que posiblemente ese viernes iban a pasar; eran las 05:00 y nos tocaba hacer la guardia a cuatro personas. Nos pusimos a hablar y pensamos que si a las 06:00 salían de Belén, a las 08:00 estarían por el corte. No prestamos atención, y a las 06:00 pasaron tres camiones... Llamo por teléfono a una de las compañeras; los cuatro salimos en auto para alcanzarlos. Ella nos llama para decirnos que le habían tirado los camiones encima, así que se tuvo que hacer a un lado. En la ruta los alcanzamos: dos autos iban adelante y otro auto, atrás. Los seguimos, le dimos luces para que frenaran. El último auto se detiene en la banquina, nosotros también, y se bajan cinco personas de civil. Eran de la policía: nos presentaron las credenciales respectivas y nos dijeron que tenían una orden judicial, que esos camiones tenían que pasar como sea. Me voy en el auto y, a unos kilómetros, me doy cuenta de que me venía persiguiendo la camioneta con la sirena, como si fuera un delincuente. Me alcanzan en la plaza de Tinogasta y, llegando a la comisaría, bloquean la calle: me demoran por 45 minutos y me dejan libre.

-Y la fecha prevista para la ejecución de Cerro Negro es el 10 de julio.
Sí, es el 10 de julio y por un mes. Como se calcula que tienen abastecimiento dentro de la mina para 15 días, un mes va a ser bastante contraproducente para ellos.

-¿Cuáles son los frutos que desean alcanzar al cabo de esta disputa? ¿Esperan nuevos choques con la policía como los que se desarrollaron los días 9–10 de febrero (véase Ruptura del cerco sobre Bajo de la Alumbrera)?
No queremos llegar a eso. Simplemente, queremos hablar con la gobernadora y hacer que respete nuestros derechos, lo que nosotros planteamos en el petitorio: que deje de lado todas las exploraciones que se están haciendo en el departamento y cese de inmediato las actividades en Agua Rica. Alumbrera va a seguir trabajando hasta que cierre; no queremos este tipo de actividad en la provincia y, por supuesto, en toda la Cordillera. En caso de que no nos escuchen y quieran usar la fuerza, vamos a tener que poner el pecho a las balas.

* Por el Observatorio de Conflictos por los Recursos Naturales (OCRN) en alianza con Acción por la Biodiversidad.

 

Baserri Bizia 40


Baserri Biziaren albisteak jaso nahi badituzu zure helbide elektronikoan, bidali hurrengo datuak

Bannerra

Lo más leido

BIDEOA

Twitter icon

@baserribizia

Loading..