>

"La Cumbre de Río es un nuevo punto de partida"

Se ha subrayado en la reunión del Capítulo Cubano del Foro Social Mundial

Lo más importante no será la Cumbre en sí sino el proceso que se ha vivido y lo que pueda generarse a partir de allí. Este fue un criterio compartido por Llanisca Lugo y José Miguel Hernández, integrantes del Capítulo Cubano del Foro Social Mundial, durante el panel Por justicia social y ambiental celebrado en la Casa del ALBA en La Habana a primeros de junio. Ya lo había dicho el teólogo brasileño Leonardo Boff: “esta crisis de sostenibilidad del planeta es mucho más grave que la crisis económico-financiera que explotó a mediados de septiembre de 2008 y que tanto desempleo y quiebras ha provocado.” El sistema capitalista está en el banquillo de los acusados, pero no le faltan defensores, que apuestan por teñir de verde sus esencias. Llanisca Lugo (en la foto), del Centro Martin Luther King (CMLK), insistió en la importancia de las jornadas de acción global para poner en diálogo las demandas y mostrar verdaderas alternativas, construidas por los pueblos. En su intervención durante el panel Por justicia social y ambiental recuperó cómo ha sido el camino hacia la Cumbre de Río, con “debates muy críticos del paradigma actual, que debe ser cambiado”.

 

Con respecto al tema de “la economía verde no hay consenso ni siquiera entre los gobiernos”. Unos la asumen como una opción hacia el anhelado desarrollo sostenible, otros tienen cuestionamientos. “Pero nada que tenga que ver con cambiar la lógica de maximización del capital”, añadió LLanisca. Para José Miguel, de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), “lo verde se ha manipulado. El mercado también ha pintado de verde el consumo.”
Más allá de la negociaciones en curso que apuntan a legitimar la mercantilización de la naturaleza, los pueblos van a juntarse en Río “para mostrar en los territorios de futuro, un futuro vivido por anticipado a partir de una ecología del cuidado, de la formación de un sujeto crítico, emancipado que busque y luche por nuevos caminos, por una economía solidaria. El deseo mayor es salir de la Cumbre de los Pueblos con una agenda común y hay una voluntad para tejer esa agenda con clave de acumulación histórica, que recupere las luchas anteriores que nos han traído hasta aquí.” culminó Llanisca Lugo.
En este sentido es fundamental la actuación articulada entre los movimientos en busca de soluciones conjuntas, no solo como asunto propio de las organizaciones consagradas a la ecología. “Si en otro momento la campaña contra el ALCA fue un factor aglutinador, hoy el medio ambiente puede serlo también para nuestros pueblos. Río podría ser un nuevo punto de partida para la movilización y la acción”, sentenció José Miguel.
En Cuba ocho organizaciones estarán en la Cumbre de los Pueblos: el CMLK, la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), la CTC, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Federación de Mujeres (FMC), la Unión de Juristas, la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FEDIM) y la Red en Defensa de la Humanidad.
Entre las actividades que esta delegación cubana ha inscrito se encuentran la presentación del libro “Nuestro deber es luchar” del Comandante Fidel Castro así como del sitio web Una especie en peligro (www.especieenpeligro.net). Representantes de la sociedad civil cubana que llegarán a Río animarán las reflexiones e intercambio de experiencias en los campos eclesial y jurídico.
En esta jornada se escuchó el primer programa radial Hola Caribe, una iniciativa de la Agencia de Noticias IPS y el CMLK, que aborda los impactos del cambio climático en esta región. Quince minutos que estarán disponibles cada mes desde el sitio web ipscuba.net.
También se realizó la presentación del último número la revista Caminos dedicada al cambio climático. En su texto de presentación apuntan: “denunciamos la injusticia social y ambiental, la mercantilización de la vida y los bienes comunes. Denunciamos a sus agentes: el sistema capitalista de producción, distribución y consumo, las transnacionales y las instituciones financieras. Denunciamos la militarización creciente del mundo con la multiplicación de bases militares, el insensato gasto en armamentos, las guerras de rapiña que son el elemento más destructivo del ambiente.”

(…) “Veinte años después de la Cumbre de Río, un nuevo proyecto engañoso que no va a la raíz de los problemas, que propone soluciones de mercado para lo que el mercado ha destruido, que desconoce las guerras, el imperialismo, la falta de voluntad gubernamental, la especulación y la injusticia global se ha dado el engañoso nombre de Economía Verde. En un gran salón de Río de Janeiro volverán a discutirlo los gobiernos, mientras en las calles, a su alrededor, los pueblos celebraremos una cumbre con nuestras propuestas y nuestros saberes disímiles que comparten, sin embargo una convicción: la vida no se vende, la vida antes que el dinero.”

 


Fuente: caminos (Cuba)

 

Baserri Bizia 40


Baserri Biziaren albisteak jaso nahi badituzu zure helbide elektronikoan, bidali hurrengo datuak

Bannerra

BIDEOA

Twitter icon

@baserribizia

Loading..