>

Premio a la lucha contra los plaguicidas

El Premio Goldman, uno de los galardones más importantes del mundo para luchadores por el medio ambiente, ha sido entregado el 16 de abril en San Francisco, Estados Unidos, a Sofía Gatica de Madres de Ituzaingó (foto), primera mujer argentina en recibirlo. Hace unos años Sofía dio a luz a una niña cuyos riñones no funcionaron, y la beba murió. Cuando sus vecinos le contaron que había muchos casos como ése además del cáncer y de múltiples problemas de salud, Sofía entró en acción.
Sofía es una de las Madres de Ituzaingó (Argentina) cuya lucha mostró al mundo las consecuencias del uso de plaguicidas en torno a las zonas urbanas. Además  integra “Paren de fumigar”, colectivo nacional que pelea para prohibir la aplicación aérea de agroquímicos, la separación de las áreas urbanas de las fumigaciones terrestres y para promover la reconversión a la agroecología.
Argentina es el tercer mayor exportador mundial de soja. Cada año, la industria aplica millones de litros de agrotóxicos. Si bien Monsanto afirma que no hay riesgo para los seres humanos con su producto estrella asociado al cultivo, en glifosato, profusión de estudios científicos muestran lo contrario. Además, el coctel utilizado incluye endosulfán, pesticida altamente tóxico que ha sido prohibido en 80 países a causa de las amenazas para la salud humana y el medio ambiente. En mayo de 2011, se añadió a la lista de la ONU de contaminantes orgánicos persistentes a ser elimindos del planeta.

Con el grupo de madres empezaron a buscar la epidemiología, a lo cual el gobierno se negaba y se resiste a hacer: de puerta en puerta llevaron a cabo el primer estudio epidemiológico de la zona y descubrieron los graves efectos que la fumigación con pesticidas estaba ocasionando.
Su organización creó el Mapa del cáncer a contrapelo de los decires de las autoridades locales,  reacias a reconocer que en ese sector de la ciudad estaba pasando algo gravísimo: tasas extremadamente superiores a las normales para esa enfermedad.su zona, concurriendo a las oficinas ambientales de la ciudad de Córdoba, sin obtener respuestas. Cortaron calles, realizaron marchas.  En 2003 lograron la sanción de una ordenanza para prohibir las fumigaciones a menos de 2.500 metros de las viviendas. Y en
Las Madres de Ituzaingó comenzaron a protestar en contra del uso de plaguicidas en junio próximo serán protagonistas del juicio que sienta por vez primera en el banquillo de los acusados a dos productores y a un aeroaplicador, por haber violado las restricciones para fumigar en Ituzaingó Anexo, en lo que es el primer proceso judicial de este tipo en Argentina.

Las otras personas ganadoras en 2012
Ikal Angelei (Kenia). Por su lucha contra la construcción de una presa que podría bloquear el acceso al agua de las comunidades indígenas que habitan alrededor del lago Turkana.
Ma Jun (China). Logró que las empresas mejoren sus prácticas ambientales a través de una base de datos que muestra qué fábricas violan las normas ambientales en su país.
Evgenia Chirikova (Rusia). Moviliza a sus conciudadanos para exigir el desvío de una ruta que atravesaría el bosque Khimki, el “pulmón verde” de Moscú.
Edwin Gariguez (Filipinas). Sacerdote católico que lidera un movimiento de base contra una mina ilegal de níquel para proteger la biodiversidad de la isla Mindoro y a sus indígenas.
Caroline Cannon (EE.UU.). Lleva la voz y la postura de su comunidad Inupiat, en Point Hope, en la batalla para mantener a las aguas del Ártico a salvo de las perforaciones de petróleo y gas.

Fuente: renace

 

 

Baserri Bizia 40


Baserri Biziaren albisteak jaso nahi badituzu zure helbide elektronikoan, bidali hurrengo datuak

Bannerra

Lo más leido

BIDEOA

Twitter icon

@baserribizia

Loading..